Siempre es fácil trabajar con personas que se miran de una forma especial, el caso de esta pareja así lo demuestra, ver como se miran, como son cómplices y ver que de ese querer está a punto de nacer una nueva vida me hace sentir genial.